image3.jpeg

El campeón sigue vivo…  y quiere repetir la historia

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Por: Miriam Olivera/ Columna Deportiva ⚽

Voces libres

Domingo 15 de abril de 2018, otra noche mágica para la afición en Oaxaca. Alebrijes llegaba con una mínima ventaja que le exigía concentración al máximo pues el más pequeño error podía dejarlos fuera. Un partido importante que requería del jugador número 12, ese que hace pesar la casa, el que ama los colores y defiende a los jugadores como se hace con la familia.

Un partido intenso de principio a fin, más de una vez los asistentes respiraron aliviados al ver como el equipo de casa se salvaba de un gol en contra, y ahogaron el grito de gol porque parecía que la pelota se negaba a entrar.

A pesar de que en el estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca ya se han disputado encuentros importantes, el ambiente nunca había sido igual al de la noche del domingo. La afición poco a poco se dio cita y se conectó con el equipo desde antes del silbatazo inicial, los alentaron más de 90 minutos gritando a todo pulmón, y protestaron las decisiones arbitrales que consideraron injustas.

El partido estaba cerca del final, la serie seguía abierta y es que al Zacatepec le bastaba una anotación para acabar todo, Alebrijes siguió insistiendo y apareció Luis Madrigal para poner el 1 a 0 y hacer explotar a todos ahí y aún a quienes los seguían a la distancia.

La escena la describe perfecto Eduardo Galeano, “la multitud delira y el estadio se olvida de que es de cemento y se desprende de la tierra y se va al aire”, ese gol se gritó y disfrutó como nunca antes, luego, con fuerza comenzó a escucharse: olé, olé, olé, campeón, campeón. En solitario, al otro lado de la cancha, Édgar Hernández también festejaba esa anotación al tiempo que llevaba su mano derecha al escudo para mostrarlo con orgullo.

El silbatazo final llegó. El cuadro de Oaxaca no era el favorito ante Zacatepec pero lograron la hazaña, por segundo torneo consecutivo los dejarlos en el camino. En la cancha quienes forman parte del equipo se felicitaban, se abrazaban, mientras en las gradas la fiesta continuaba.

Ahora, pasada la euforia es momento de regresar al trabajo pues el camino rumbo al bicampeonato aún es largo. Los esperan otros 180 minutos llenos de emociones fuertes, y un rival que llega a esta instancia después de haber dado un golpe de autoridad en casa al vencer 4 por 0 al Atlante. Leones Negros viene fuerte pero, Alebrijes está motivado y respaldado por una afición convencida de que su equipo es capaz de grandes proezas, como lo dice su historia.

Correo 📧: olivera.m2688@gmail.com
Twitter 🐦: @MR14M
Instagram 📸: @m1r14m

( Foto principal: boletín/ Fotos interiores: Miriam Olivera)

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Leave a Reply