SEMAEDESO_Laurel3.jpeg

Realiza Semaedeso evaluación técnica tras el desplome de emblemático árbol de Laurel del Zócalo

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

  • La visita se realizó con el objetivo de generar un análisis de riesgo del arbolado afectado por la caída e impacto del ejemplar
  • En septiembre de 2020, se realizaron trabajos coordinados y puntuales sobre el arbolado del Zócalo de Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oax. 8 de junio de 2022.- La Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso) realizó a través de personal técnico, una evaluación visual del arbolado tras el desplome del emblemático Laurel del Zócalo de la ciudad de Oaxaca, provocado por la torrencial lluvia y fuertes vientos que se presentaron la tarde de este martes en la capital del estado.

El recorrido, efectuado por la Dirección de Recursos Naturales y Biodiversidad de la Semaedeso, en coordinación con autoridades ambientales del municipio de Oaxaca de Juárez, se efectuó con el objetivo de generar un análisis de riesgo del arbolado afectado por la caída e impacto del Laurel.

Con una edad estimada superior a los 100 años, el Laurel de la India (Ficus retusa) tenía una altura de 35 metros, con un diámetro de su tronco de 3.78 metros y su copa alcanzaba los 36.65 metros.

Como antecedente y derivado de reuniones previas, entre el 20 y 22 de septiembre de 2020, el Gobierno del Estado de Oaxaca con instancias municipales, el Cuerpo de Bomberos y la Asociación Mexicana de Arboricultura (AMA) se realizaron trabajos técnicos de atención al arbolado urbano del Zócalo.

Entre las labores realizadas, el 20 de septiembre se suprimieron algunas ramas deficientes para lograr un equilibrio del ejemplar, estas ramas fueron analizadas una por una para determinar su manejo y se retiró un porcentaje menor al 30% de copa verde para no dañar la capacidad fotosintética y las demás funciones de la copa como respiración y transpiración.

El día 22 de  septiembre se continuó con la poda del ejemplar; con apoyo de integrantes del Cuerpo de Bomberos se retiró un 90 % de ramas secas en la copa y un 30% de follaje para lograr el equilibrio del ficus y evitar la pérdida de la capacidad fotosintética.

Ese mismo día se realizó una inspección aérea al árbol ubicado a un costado del emblemático individuo (plantado en la misma jardinera) con una inclinación evidente por fototropismo, al cual se le retiró una rama lateral baja para evitar daño en las funciones básicas del árbol como son la fotosíntesis, respiración y transpiración.

En seguimiento al desplome del emblemático Laurel, este día se realizó un segundo recorrido para generar una opinión técnica sobre las afectaciones a los árboles aledaños, el riesgo que estos pudieran representar para la población y la futura toma de decisiones coordinada con las instancias correspondientes.

Mientras tanto el Cuerpo de Bomberos y Protección Civil realizan los trabajos de troceo y retiro del árbol. 

COMUNICADO

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Leave a Reply