ascenso-22

Un camino complicado

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Por: Heriberto Verduzco/ Columna 📝 Fotos: Ilustrativas (Archivo)

Voces libres

El amor al futbol o a cualquier deporte es difícil, y si quieres ser partícipe directamente, lo es aún más. Te levantas temprano, te llenas de ánimos y recargas tus pilas con la ilusión de que el nuevo día llegue cargado de más aprendizajes.

Las horas extras de trabajo, el estrés y la falta de sueño se van acumulando poco a poco. El camino puede ser muy difícil de cruzar, porque generalmente es cuesta arriba, está lleno de obstáculos y condiciones desfavorables.

Pero, eso importa poco si el deseo es ser el mejor en lo que amas, si tu anhelo es estar en “las grandes ligas”, sin importar que tu sueldo sea inferior al de las “estrellas”, porque sabes que llegar hasta ese punto valdrá la pena en su totalidad

.futbol-8

Sabes que la competencia es cada vez más dura, y tristemente en muchos casos tus conocimientos pasan a segundo plano, porque para gran parte de los responsables de dar estas oportunidades la prioridad es cómo luces… lejos de derrumbarte, ese tipo de situaciones te fortalecen porque se multiplican tus ganas de demostrar tu verdadero valor.

No importa tu lugar de origen, seas de México, Francia o Barcelona, pues el primer y tercer mundo se fusionan para dar paso al mismo problema, a pesar de ello te levantas, aprendes y continúas.

Si eres un joven que está buscando abrirse camino en eso que tanto amas, tal vez te identifiques con estas palabras, pero, si eres una mujer que busca desempeñarse en el periodismo deportivo, o en cualquier campo laboral que en pleno 2018 sigue siendo considerado “sólo para hombres”, posiblemente lo hagas aún más.

Porque así es el mundo al que nos enfrentamos día a día, porque el futuro nos alcanzó y no se parece en nada a lo que habíamos soñado. Cada día se libra una batalla tratando de crecer en un ambiente sumamente complicado, carente de valores, y lamentablemente muchas mujeres también deben lidiar con el acoso constante, ese que se ha convertido en algo “normal” y que pocas se atreven a denunciar.

Quienes han decidido alzar la voz han sido claras, no piden un trato preferencial, simplemente esperan que se les permita desarrollarse sin que se sientan en riesgo, o que se les exija demostrar que están hechas para esa ocupación.

Crear consciencia sobre este problema es tarea de todos; hacer de este, un mundo en el que los sueños no se conviertan en pesadillas requiere del esfuerzo de cada hombre y mujer desde su trinchera. Porque el cambio requiere de pequeñas acciones, de brindar a cualquiera y dar soporte a quien igual que nosotros sólo anhela con ver cristalizado eso por lo que tanto ha luchado.

Facebook 📱: Heri Verduzco

Twitter 🐦: @Heri_Verduzco26

E-MAIL 📧: Hidan.2117@gmail.com

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Leave a Reply